jueves, 12 de febrero de 2009

Contaminación Psíquica

Contaminación psíquica, un desencadenante de emociones perversas.

Cuando un pensamiento, recuerdo
O una fuerte (intensa) impresión sobre uno de los sentidos
No es equilibradamente conducida
Toma ocasión, perceptiblemente, una emoción.
Aquél que emite palabras soeces y realiza gestos bruscos
Muestra los grandes desarreglos subyacentes en su psiquis.
Inquebrantable es la fortaleza de quien ha madurado de manera
Natural en los planos físico y mental.
Al primero lo dominan los impulsos y actúa sin medir consecuencias;
Conciencia clara tiene el segundo y es dueño de sus actos.
Intoxicación endógena padece el que tiene entenebrecida
O nublada su capacidad de razonar en términos comparativos.
No hay veneno en el alma de quien reconoce la imperfección humana.

Podemos desglosar lo anterior detalladamente
Si consideramos la enseñanza de Cristo para sus seguidores;
Inteligentemente ilustró lo que verdaderamente contamina al alma;
Qué otra suciedad dentro del ser humano es tan contaminante que
Un pensamiento de homicidio o violación en cualquiera de sus formas.
Innegablemente ellos generan una perturbación orgánica
Caracterizada por reacciones intensas que
Alteran el estado de equilibrio anímico del individuo.

Una conducta emocional, evidentemente,
Nada tiene que ver con el intelecto o capacidad de razonamiento.


De poco aprovecha el manejar información alrededor de áreas
Específicas del conocimiento humano universal
Sino se tiene dominio propio;
Es decir, si carecemos de la fortaleza
Necesaria para encausar en forma favorable
Cada impulso temperamental o emocional.
A cada instante nos vemos expuestos a situaciones
De cualquier índole y, de acuerdo a cómo las recibimos
Encontramos una oportunidad para crecer en madurez o
Navegar continuamente en la ciega idiotez reflejada en
Aquella conducta visceral y primitiva que
Nace del vivir instintivamente como cualquier animal.
Tenemos poco tiempo para andar en esta configuración,
Es decir en la humanidad, si comparamos con la edad de una estrella.

Debido a las moscas muertas
El perfume del perfumista hiede o tiene mal olor.

En estas palabras el proverbista nos muestra otra
Manera de enfocar lo que se está tratando;
Olor agradable tenemos frente a nuestros
Conciudadanos cuando somos capaces de mantenernos
Inconmovibles ante situaciones adversas que pudieran
Orientar nuestros pasos a hechos irresponsables;
Negar que podemos hacerlo es declararnos débiles y cobardes,
En consecuencia de lo cual se afirma vivir
Solo por emociones y no por razonamiento objetivo.

Para extraer cosas buenas del corazón
Es imprescindible haber guardado allí cosas buenas.
Resentimientos, amarguras, frustraciones, odios,
Vivencias dobles o hipócritas no pueden generar otra
Especie de resultados que no sean malignidades y
Reflejos de actitudes y emociones completamente
Sucias, intoxicartes, negativas y repudiables.
Ahora es el momento de modificar nuestra conducta
Sacando la basura del subconsciente por introspección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada